CMI >  Inicio > Noticias-Medios > Impacto mediático Eng|Deu|Fra|Esp|Gre



Noticias-Medios  Crónicas
 Noticias
 Destacados
 Conference newspaper
 Fotos
 Impacto mediático

10.05.05 03:07 Antiguedad: 7 yrs

Kobia inaugura conferencia sobre misión en Atenas

Samuel Kobia, secretario general del CMI inaugura

ATENAS, Grecia --

Con un llamamiento a resaltar la paz y la no violencia como imperativos evangélicos se inició aquí, en el centro recreativo Agios Andreas, la conferencia mundial sobre misión y evangelización, que congrega a cerca de 700 participantes de todos los rincones del planeta bajo el lema "Ven, Espíritu Santo, Sana y Reconcilia!".

El llamamiento lo hizo el secretario general del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), Rev. Dr. Sam Kobia, en sus palabras inaugurales a la conferencia, décimo tercera de su tipo desde la primera cita en Edimburgo en 1910, y primera en celebrarse en suelo ortodoxo.

En su discurso de apertura, el Dr. Kobia destacó la importancia de repensar las premisas geográficas, eclesiológicas y culturales que guiaron la tarea misionera durante el pasado siglo, en razón de que, estadísticamente, el centro de gravedad de la cristiandad se localiza ahora no en el hemisferio norte, sino en el sur.

"Africa se ha desplazado de ser la periferia en la conciencia de la iglesia a ser su centro, y nuestra visión tiene que experimentar la conversión correspondiente si vamos a entender lo que Dios está haciendo en el mundo de hoy", señaló.

El secretario general del CMI añadió que "las formas de expresar nuestra fe que brotaron de la cultura europea ya no son normativas, cuando la espiritualidad y el carismatismo pentecostales están floreciendo tanto en el norte como en el sur y la vida de las comunidades cristianas en el sur no se define necesariamente por los conceptos heredados" del cristianismo europeo.

El Dr. Kobia criticó a aquellos líderes políticos y religiosos que manipulan las identidades religiosas con estrechos fines nacionalistas, o para alcanzar fines económicos. "Si la humanidad va a vivir más pacíficamente en un mundo más justo, el cristianismo y las demás religiones tienen que rechazar categóricamente cualquier intento de utilizarlas como peones en el tablero político", enfatizó.

En la misma sesión de apertura, el arzobispo de Atenas y de Toda Grecia, Su Beatitud Christodoulos, expresó el beneplácito de su iglesia por la celebración de la conferencia en suelo ortodoxo y reafirmó la determinación de la Iglesia de Grecia de "unir fuerzas con otros cristianos en diálogo y testimonio común", a pesar de "amargas experiencias pasadas de actividades misioneras agresivas y hostiles contra nuestro pueblo".

Christodoulos se felicitó de lo que calificó como "un leguaje más humilde" en la formulación del lema de la conferencia, que renunció a "los términos exageradamente optimistas y a las agendas misioneras mesiánicas" de eventos previos.  El lema, agregó, reconoce que la responsabilidad misionera de los cristianos consiste en ser testigos vivientes, en palabra y obra; y que "la conversión de la gente no es parte de la responsabilidad del misionero, sino de la misión de Dios".

El prelado también subrayó la necesidad de que la iglesia de testimonio de los valores del Reino y no acepte aquellos que complacen a los políticos y negociantes de este mundo. "La Iglesia no existe para seguir los poderes que se oponen a la voluntad de Dios, sino para dar testimonio de la verdad, la fortaleza y la verdad", afirmó.

La conferencia concluirá el próximo domingo 15 con un culto de envío misionero que tendrá como escenario el Areópago, el mismo sitio en que el apóstol Pablo, allá por el año 51 de nuestra era, dirigió su célebre discurso a los atenienses.