CMI >  Inicio > Noticias-Medios > Impacto mediático Eng|Deu|Fra|Esp|Gre



Noticias-Medios  Crónicas
 Noticias
 Destacados
 Conference newspaper
 Fotos
 Impacto mediático

11.05.05 11:35 Antiguedad: 7 yrs

CMME. SANACIÓN Y CURACIÓN NO ES LO MISMO.

 

Atenas. Para las personas discapacitadas, la sanación no significa, ante todo y sobre todo, curación. Se relaciona más bien con restauración e inclusión de la persona en la comunidad. Las iglesias que desean la sanación de personas discapacitadas deben asumir plenamente esa misión, la de incluirlas.

El coordinador de la Red Ecuménica de Defensa de los Discapacitados (EDAN), Samuel Kabue de Kenya, puntualizó ese aspecto al hablar en la Conferencia Mundial sobre Misión y Evangelización (CMME) que se realiza, desde el 9 al 16 de mayo, en Agios Andreas, cerca de Atenas.

Kabue, ciego de nacimiento, explicó que "para quienes son discapacitados de nacimiento, la discapacidad y la enfermedad son dos cosas muy diferentes" y que "la sanación, entendida como cura, se aplica a la enfermedad, no a la discapacidad".

"La iglesia tiene que definir la sanación en el sentido más amplio posible", afirmó Kabue, porque mientras la curación se relaciona con la reconstrucción del cuerpo físico, "la discapacidad es una construcción social y la sanación es la supresión de barreras sociales".

Otra cuestión vital, indicó Kabue, es la suposición que la sanación, en relación con las personas discapacitadas, significa la erradicación de la discapacidad "como si fuera un virus contagioso", también se promueve "el sufrimiento virtuoso como medio para suscitar una mayor fe en Dios" y, más aún, algunas iglesias relacionan estrechamente la discapacidad con la enfermedad y el pecado de manera que "cuando las oraciones por la curación no producen el efecto deseado, se acusa a la víctima de no tener fe".

El conferencista señaló que "Jesús eligió utilizar la curación para unir a la persona discapacitada con el resto de la sociedad" las que "Antes de él, las personas discapacitadas estaban excluidas e ignoradas y se consideraban impuras".

Para Kabue, "lo más importante en nuestro mensaje de reconciliación es la aceptación, la inclusión y la restauración de la persona discapacitada en el centro de la vida de la sociedad".+ (PE)